FISCALES JEFES PROVINCIALES

 

9.- Singular atención merece en este punto la figura de los Fiscales-Jefes Provinciales. La paulatina desposesión de facultades rectoras que han venido padeciendo en los últimos años a raíz de las sucesivas reformas del EOMF, ha supuesto la apertura de una brecha de notables consecuencias en lo que refiere al correcto entendimiento de los principios esenciales de organización jerárquica y unidad de actuación que constituyen una garantía fundamental de los ciudadanos,  en tanto instrumento mediante el que postular ante los órganos jurisdiccionales una actuación uniforme en todo el territorio nacional.

 

             De un lado, se ha producido –sin ventaja demostrada alguna- una amplísima estratificación del Ministerio Fiscal, seguida de la creación de numerosos cargos intermedios (fiscales de área, coordinadores, decanos, fiscales delegados, fiscales “especialistas”…etc), que ha supuesto una quiebra en la relación directa y personal que debe existir entre el Fiscal-Jefe Provincial y todos sus subordinados, con el consiguiente riesgo de desautorización de quien debiera ejercer la máxima responsabilidad en el ámbito provincial. De otro, se han establecido niveles intermedios entre los Fiscales-Jefes Provinciales y Fiscales Superiores y el Fiscal General del Estado, introduciéndose el distorsionador papel de las Fiscalías Especiales, que superponiéndose a la autoridad del Fiscal-Jefe Provincial, dirigen órdenes e instrucciones a los Fiscales de las plantillas; Fiscales, que por cierto, en las Fiscalías medianas y pequeñas, resultan ser “multiespecialistas” en un amplísimo catálogo de variedades delictivas recogidas en la parte especial del Código Penal.   Abordaremos la simplificación de estas estructuras, analizando la función de esos “cargos intermedios” en la cadena de mando de la Fiscalía y luchando por optimizar recursos, reduciendo la existencia de fiscales con funciones alejadas del despacho del papel y dedicadas hoy día a funciones burocráticas por utilizar un término entendible.